Skip to main content

Full text of "Caras y caretas n01 20 7 1890"

See other formats


Biblioteca National 
COMPRA 


megeL Cerp^^^^^ro <^ : 


W% jp ■''ao^D'5 jwr;tio s'e 

mmoz- Wmoto^EtLicit #isHbfi$ 


CARICATURAS CO NTEMPORANEAS 


DOCTOR JUAN CARLOS BLANCO 


PRECIOS 


MONTEVIDEO Y DEPARTAMENTOS 

Un mes **♦.*?,'•**♦.* $ 1,00 

fieiB meses . * * - ■ - * ■ - , » 5-00 

Uu auo . * ^ ^ . * 9.00 

EXTERIOR 

Los m ism os pradOS* eti moneda equivalents, con 
el aumento del tranqueo. 

Ntimero con’Lenta, 30 cent^simos 
* atrasado, 60 * 


Prototipo del hombre inteligenie, 
brilld como minisiro y eu el foro; 
es consliiucional mny consecuente, 
y un orador tan bueno, que la gente, 
le llama pico de oro. 


IMP. L/r. LA f!A-£OW C4LL£ CF/?f>0 






SUM A RIO—*A la Fren&a y al Pfiblico*, (prepay verso 

E or Eiistaqulo Pellicer.—«Uca visits (prosa) por A p ) 
lanos.—^Eplgramas*, (verso) por Deventure .—0 - 
£ova* t (verso) por Luis Gcmzafez.—«Sport?s (proea) por 
pio.— *Teatros» t fprosa y verso) por Caliban.— *Me- 
nudencias*, (prosa y verso)EspectAculos*—Avisos, 
(verso), 

GRABADOS—Dr. Juau Girlos Blanco, —Nuestros trends. 
—;La I neon version] y otros v&rios intercalados en 
ei texto y avisos por schiitz. 


Un papel de cinco reales no circula 
tanto eomo yd en estos dias. 

Mi preocupacion por el negocio ha 
sido tan constante, que he vivido olvi- 
dandolo todo. 

Vinieron a cobrarme v arias cuentas 
y distraido les dije a todos que volvioscn 
otro dia. 

Aparte de mil torpezas que he come- 
tido por tener la idea siempre flja en la 
misma cosa. 

El judves me detuvo en la calle un 
amigo. 

—^Cdmoteva? « 

—Sigo adelante. ,.W__ 

—jY tu familia? HjpfcJ , 'i||P 

—La estan acabando la . J\ 
pagina de atras. ^ vjj# 

—iilComo!!! 

—Que man an a sacaran lapiedra. 

—Pero, padece de ese mal a la vegiga? 
—jA qud vegiga? $Crees que los dibu- 
jos se ofrecen al publico como la grasa 
de chancho? 

Cuando se deshizo el quid pro quo, 
estaba ya tan irritado con el amigo, que 
si tengo a mano algun miembro del Di¬ 
rectors saliente, sc lo tiro a la cabeza. 

[Ah, caro lector! No sabes el trabajo 
que cuesta buscarse la nutricion por 
medio de suscritores. 

Si te detuvieras un mom onto a pen- 
sarlo, series un voto para que el gobier- 
no decretase el cue so 1’orzoso de Cams 
y Caretas. 


Si la afleion a las rifas tom a, incre— 
mento y la crisis que atravesamos no se 
resuelve pronto, sera muy posible ver en 
los diarios, avisos como este: 

«Se rifa una familia pobre, pero en 
buen uso. En los lotes, entran: cuatro 
nihos menores de 10 anos, una senorita 
de 36 que toca el armonium y borda a 
cauamazo, y una tia carnal por parte de 
mad re, que sabe hacer butifarra y pan- 
talonespara el ejdrcito. 

Cada cedula cuesta dos. centdsimos, 
en moneda nacional de oro litogra- 
ftado.% 


SgSb Con el sombrero on la mano 

KfP y la cabeza inclinada 

mEPta* que es la Mnmila adopt-ada 

en todo el orbe cristiano, 

huge mi salut&cion 

^ la P rensa > eQ g enel ' a b 

t su matiz y su opinion), 

y & todos los nioradores 

del Uruguay, que esto lean, 

(incluyendo k los que scan 
vF y no sean suscritoies). 

En vuestras manos entrego 
mi suerte, con toda f6, 
pues no se me o cult a que 
en los insta.iltes que llego, 

a no mediae vuestro apoyo, 
esta audaz empresa mi a 
en poco tiempo seria 
mi cadaver mis al kayo. 

;Me ayudarAn? Asi creo; 
y en pagode ese favor, 
les deseo-.. lo mejor 
que yd para m£ deseo, 

es, decir, dinero y salud, 6 por lo menos 
dinero, si no fuesen posibles las dos 
cosas. 

Porque [no hay que darle vueltas! el 
dinero es la vida y lo demas una zofl¬ 
eer a. 


Los robos, por asalto, en la viapdblica, 
siguen a la or den del dia; pero ya nadie 
se acuerda de ell os. 

Lo mas que liace el publico, es pre- 
caverse contra algunas molestias que 
proporcionan, ad e mas de los perjuicios 
naturales, 

—i Telesio ra!—dicen los maridos—es¬ 
ta noclie quiero ir al Politeama;—prepa- 
rarae unos calzoncillos que no estdn re- 
mendados. 

—Piensas lucirlos en el teatro? 

— En el teatro no, pero a la saiidaya 
sabes que me asaltaran los ladrones y 
no quiero que me suceda lo que el otro 
dia, que me desnudaron por corapleto y 
tuve que ir hasta la Oomisaria con unos 
calzoncillos que parecian la plana de 
avisos de un diario. 


La cues!ion del oro sigue siendo la 
nota dominante. No se vd una esterlina 
ni con telescopio. 

Lo malo es que el papel tambien anda 
muy escaso. apesarde su desvalorizacion. 

Por cualquier lado que se la mire, es¬ 
ta inuy mal la cosa pubiica y no se ex- 
plica como hay gente. que acuda a los 
teatros y a los hipddromos. 

En cir'cunstajjciaa como las actuales, 
debiamos liuir del rnundo y de suspom- 
pas,para pensar oxclusivamente en Dios 
y en la Comision Fiscal del Banco. 

Lo que mas refleja el estado de la pla¬ 
za, es cl sinmimero de rifas que se anun- 
cian por todas partes. 

No bay casa de comercio que no ten- 
ga su ueosteio a la puerta. Los instru- 
mentos de aire pulmonar es sabido que 
ejercen una influencia muy grande en 
los sentimientos filantrrjpicos de las 
gentes. 

Los pobres que piden limosna con 
milsica, acaban por salir de pobres, en 
fuerza de dar c-onclertos al corazon hu- 
mano. 


Aqui debia empozar a hacer la eronica 
de todo lo que ha pasado en la sera an a, 
si hubiera pasado algo. 

Pero no paso. Solo yd he pasado las de 
Cain para la confeecion del semanario 
que os ofrezeo. 

A estas horas no tengo la razon per- 
dida, por mi feliz ocurrencia de impri- 
mirle en los taller es de La Razon. 

Porque hay que ver lo que son estas 
cosas para hechas por un hombfe solo y 
escaso de estatura. 

Durante ocho dias, no hice otra cosa 

■ ' -j* que cruzar cables y subir 
~ escalerus, veloz como una 

chispa del alumbrado do 
don Marcelino, y con ro- 
lios de papel por todas 

partes. 

De la litografia a, casa del dibujante, 
de esta d la de los colab or ad ores (jmala 
bomba les caiga sobre su indolencia!) y 
vuelta a la litografia, y torna a la casa 
del dibujante, y otra vez a la de los co- 
laboradores, y... 


Ya no tan an listed es que llovid cast 
toda la sernana. 

Los pobres, aunque carezeamos de 
impermeable, veraos con gran satisfac- 
cion estos fendmenos meteorologicos, 
no por lo que en si representan, sino por 
lo bienhechores que son para el cultivo 
de las papas. 

A ell as, y mucho mas en la situacion 
presente, esta confiada nuestra delezna- 
ble existencia. 

Si alias faltasen jqud seria de los que 
escribimos? 

Empezariamos por comernos las ideas 
yacabariamos por devorarnos en pe- 
quenos trozos nuestra propia persona- 
lidad. 

Propendamos, pues, al desarrollo de 
ese precioso tubdrculo y pidamos al 
cielo que nunca nos falte un puchero 
con tuberculosis. 


© Biblioteca Nacional de Espana 




CARAS T CARETAS 


3 


lOh lluvia bendital [desciende en buen 
hora hasta mi, con todos tus efectos 
reumaticos! 

Desciende, desciende, que aqui te es- 
pero con los brazos abiertos... y el pa- 
r&guas lo mismo. 

Eustaquio Pellicer 


Una visita 


Vais & comer y teneis que comer en media 
bora, porque os aguardan para dams dinero, 

—iTilm, tilml 
La campanula, 

—No estAn los se ho res, dice la criada. 

—Para nosotras siempre estAn, dicen las de 
Machacdn. 

Y se cuelan en la sala, una mama, tres niiias, 
cuatro nones y dos perros. 

Hay qno recibir k los invasores. Porque si nd 
;qu6 diria el mundo! 

—;HuIa t dona Pancracia, cuAnto bueno por 
acA! ;Hola, Eduvigis! ;Adios, Teodolfa! ^Qud 
taJ- Filomena? ^\ los n 5nos? Tan famosos, y tan 
primorosos, y tan,,. (mocosos), 

—Pam servir a ustedas* La criada no queria 
dqjarnos pasar; pero como somos de conflanza, 
dijimos: indentro con los faroles! ;Je, je! 

—[ Je jel Le dird k usted; la criada no tiene la 
culpa: no La becho mAs que obedecer la consig- 
na; A estas boras nunca estamos en casa, per- 
que es la hora de comer, y y6, por mis muchos 
quehaceres, apenas tengo tlem po para... 

—Ya, lo sd, ya lo sA Hernos vanido pmcisa- 
mente A las oebo, porque asf tenemos la seguri- 
dad de encontravlos A ustedes, Y luego, como 
nosotros comemos k las tres, nos viene bien 
salir A estas boras A dar una vuolta y 4 dis- 
traernos. 

Son ustedes muy oportunas. (jCdmo estarA 
la sopa!) 

—Pero no nos gusta estorbar. Pasaremos al 
comedor. 

— I Nada de eso ! Aqm estamos perrectamen- 
ie. (Se comerian hasta el mantel ). 

— {j Hroseros ! \ Yo quo pensaba tomar un 
bocadito 1) Y j. qu6 tal de salud? 

—Regular. 

—Nosotrag, siempre firmes. 

—Ya lo veo, (A ustedes no las parte ni un 
rayo). 

— i Y con un apetito ! (A ver si entienden 
la indirecta). 

—Esq es bueno, 

—Los run os, sobre todo, como estAn abora 1 
desarrollandose, siem pre tienen ganas de comer, , 
—Es natural* 

—Cada cinco minutos, «i mam&cita, pan' 
imamacita, fruta!» Pareto que los ba hecho 
la boca de un fraile. 

—(Todo es pos i ble ). , 

—(No se dan por aludidos). 

—(EstAis frescos,) 

—Y $qu6 tal de negociosf 
—Como siem pre: vamos pasando. (; Como es- 
tar& la sopa!) 

—Machacda dice que no bay nlun real, 

—Lo creo. 

—Nino* bAjatede ahf, 

(]A buena bora!) 

—lQ ud has rota, condenado? 

—No es cosa mayor. (jEl jarron que mo cos- 
td veinte pesos!) 

—Estos ninos son tan bulliciosos*No se 
pueden estar quietos, 

—([Asf se mueran de repente!) 



—$Vi6 usted los tres bmoles? 

—iOaracoles! 


mas de tres, mi querldo Don Vicente; 
^no tiene veinte pares de bemoles, 
lasituaeion presentef 

BPIGRAMAS 


E3 corredor Ruiz Velarde, 
excelente amigo mio, 
me decia la otra tarde: 
cestA la cosa que arde^, 
y tiritaba de frio. 

Escri tor festive un dia 
llamaron k Juan Peringos, 
y razon para ello babia, 
pues Peringos esCribia 
solamente los domingos. 

—Conque ^sigue mal? 

—Muy inal, 

pero muclio m4s que ayer; 
su estado me Lace temer 
un desenlnce fatal. 

—; Zara bom bal no puede ser, 
^habla usted^*- 

—;De mi mujer! 

—llY6 del Banco National!! 

Desvrntcre. 



DOLORA 


—iAy! ipobre levita mi a, 
nunca la podr4 sacar! 

Ved lo que el mundo decia 
Cuando la Revo k empenar: 

Fn tipo (al paso):—^,Qu4 eseso? 

OiTQ ;—Revas ah it 
Mi padre:—\ Te rompo un hueso! 

Mi madre:—fj> onde estA, di? 

El prestamista:— ;Qu4 usada! 

Su esposa: —U n peso por ella. 

El satire (ingles):—iDesgraciadal 
Una Musa:— iFelia ella! 

—iMal hecho! (dicen los buenos.)— 
—iMuy bien! (dicen los dem4s.) 

El haul:— jUn peso menos! 

El boUillo;— tUn peso mAs! 

Luts Gok zIt.wz . 


—Peru k su edad todos £ramoslo mismo. 

—Es cierto: por eso mi papA. nunca me saca- 
ba de casa, 

—;Se apolillaria usted! 

—Quiero decir que nunca znellevabade vi¬ 
sita. 

—Pues yo no soy asb no quiero confiar mis 
hijos k los criados; adonde yo voy 7 van todos. 
—La aoga tras elcaldero, 

—jJa, ja! 

—(Hasta las groserias les tlivierten. No hay 
medio de echarlos.) 

—Y kiodo esto, se les estarA enfriando la 
sopa. 

—£Qmen piensa on la sopa? Si no comemos 
hoy, co mere m os manana. 

—iQue bromista es usted! 

—;Hueho! 

— Pero vamosal comedor.,. 

—[ Q u k rl i spa i ‘ate 3 A q u i estamos bien, 

—Sentinamos molestar... 

—Nos molestamos con mucbo gusto. 

—Tengo tanto placer en visitar k ustedes..,. 
—Lo mismo digo. 

—No lo dudo. 

—A la vista estft. 

(Pausa de diez minutes. Los ninos se en- 
tretienen agujereando las cortinillas con los 
dedos. L T no de los perros hace sus desahogos 
mayo res debajo del safd. El nino nienor Lace 
los menores encima de una butaca). 

—Nenes, i tennis ganade alguna cosa?. 

—; Yo quiero pan ! 

— ] Yo quiero Ligos! 

—Yo quiero uvas! 

—;Yo quiero dulces! 

—iQu4 francotes son estos muchacLosl 
—Es verdad T y am usted dona Pancracia, 
que sum to no poder taparles la boca: pero no 
hay en casa nada de lo que piden. 

—!Ja ja! iQu^ gracioso! 

—Ni pan, porque aun no ba venido el pana- 
dero. 

—(;Qn^ poquisimaeducacion y qu6 descaro!) 
—(iChd pato esa!) 

(Pausa decioco minutos, El nifio men or dice 
quo tienodiambre, y Hora). 

—jPobrecito! A hora te comprar6 un bollo en 
Iacalle. 

—Si; en Iacalle eucontrarA, usted de todo. 
—(EstA vis to que de aqui no bemos de sacar 
nada), 

—(Creo que se van). 

—Pues, senor, me parece quo aqui estor 
bamos! 

—^Estorbar?—Ustedes no estorbanen ningu- 
na parte. 

—VAmonos. Ya tendr6 el gusto de volver 
otro dia.,. 

—El gusto serA nuestro. 

—Adi 6s, dona Pancracia* Adids, Eduvigis; 
adids, Teodulfa: adids, Eilomena- adids, nenes... 
(de BarrabAs.) 

—(Creo que no dobemos volver A esta casa.) 

—({Dios mio! iQue no vuelvan!) 

—(]Qu6 indecentes!) 

—(iQu4 posmas!) 

—(iNunca nos ba pasado esto!) 

—(A ver si aprovechan la leccidn.) ;Por fin; 
Asi se rompan las nances en la e seal era. Vamos 
4 comer. jCdmo estar4 la sopa! 


Y digo yo: ^Quidnes son mas tontos? $Los 
que bacen la visita, 6 los que la aguantan^ 
iQu6 ley social, t|Ud precepto del sentido co 
mun puede autorizar y justidcar este martirio 
que se imponen voluntariamente personas an- 
tipaticas unas 4 otras? 


j 

} * 

© Biblioteca Nacional de Espaha 








mm, 




(Su velocidad y otras ventajas) 


WmK M- 


fumar! 


Cuando se les manda parar 



m 

K BE 


^ wBk-'- 'A . . 

m. 1 


- * 



.j 




■ - ^HS;' -W. ■ . IBiBBs . j| 

|fe : ': I 




^X.\ ; ' v - y ':-■■■■'■Ht''' ’~- |V ." M&-- '■-; MB 

IBB" 

Hi'•: ' I 


V 


© Biblioteca Nacional de Espana 





































JSiifi'i . 

- i 




1 sf-C 


CU NACIGNAtli 


La moneda de ah ora, antes de 
ponerse a la circulacion. 


Fac-simil de las raonedas 
usahan antiguameote. 


La moneda de ah or 
dias de circular. 


■iLe agarr6 a Y. con mucho papel la 
Ni con papel, ni con tabaco, ni con 



■ i 

m 

>7. # 9 P m 

Hi 

K| 

mi ; ] 

Mp;.. r HL 

ry :: - ^ 

■ 

|ff||IP- ■! 

ESf 

^r- Jl 

B ' ; ' J 'l 

w ■ 

^ ; 1 

W. ; : ■'• IN 

Ws$ • - ■ ' ' " n^s 


F : 


















6 


CARAS T CARETAS 


Imitemos k los quo no tienen casa y k los 
qua do reciben an el la. Record© mo s lo que 
contestd el malogrado Eduardo Inza k uno quo 
le pregun td do nde vivia: «Si yo supiera donde 
vivo, me nrndaba en el acto#, 

A* Llanos, 



gCdmo podris faltar he a seccion sportive en 
Caras y Car etas, aspirando como as pirn este 
semanario, A, ser uno de los mas completes en su 
gAnero? 

En los tiempos que corren, una publicacion 
quo no atienda con preferencia ft las impor¬ 
tances cuestlones que suscitan las luchas M- 
pieas, es una publicacion imperfecta. Peribdico 
que nazca k la lux publica, sin una seccion 
con sag rad a aJ sport , puede consider arse como 
invalided© unci mi onto, Es como unacriatura 
privadade un brazo ddeuna pierna. 

Esto parecerA extra no y hast a monstruoso ft 
los pocos Hu sos que s upon on que las carreras 
son cos a de poca monta, cuando tienen una 
importance a extmordinaria en las linanzas y 
hasta en la politic#. 

jSi, &eiiores! jHasta en la politics, y no me 
desdigo! Nadi© ignorn, por ejemplo, que La 
si do causa principal de la fama adquirida por 
el General Vi liar sus repetidos triunfos por 
medio de la tribuna,..*. no la de la elueuencia,* 
sinoaqueHafamosa Tritium, h ija de (Muir, que 
batid k Fulminante , en u na celeb re carrera. 

En cuanto k las finanzas, estft averigusdo 
que bay una relacion estrecha entre el Ms y 
las Juchas hi picas, Desde que se iue Tilhnuqne 
se eclipsd la buena estrella de Mister Casey, su 
propietario. Era sin tin da la Mascoile que le 
aseguraba la cons t&ncia de los favores de la 
suer to. 

Si seconsidera la parte important© que ha 
desempehado Misted Casey en uuestras fman- 
zas, y su inllueneia en el valor de tod os los pa- 
peles cotizablesen Ja Balsa, se llega, de deduc- 
cionen deduccion, alorigen de todas nuestras 
amarguras financieras. 

iOdmo se resiente el pais de que Tilimuque 
hay a dejado de ser Mascotts! 

Es lo que deem, el domingo pasado, en el 
Hipddromo Montevideo, un seno.r que babia 
apostado en contra de Triboulei: 

^Todo me sale a! rev As desde que se fuA Tili¬ 
muque. ; Los catedrdticos es tamos de capa caida! 

De donde sededucia que hasta la eusenanza 
pdblica habia sufrido los lameii tables resulta- 
dos de la ausenciade la yegua de Casey, 

Pero he venido k saber despues, que los cate- 
drdticos que van Adas carreras, nada tienen que 
ver con la pedagogia, y que por tales se en~ 
tiende k los versados en los secretos del turf , k 
los pr&cticos en los mistei ios del entraifiemenT 
y k los duchos en los manejos del sport . 

Caiedrdtico , en el lenguaje que so habia en 
Maronas, los dias de carrera, es todo lo que bay 
de mas opuesto k mi&to. 

Mixta es el que compra boletos k cualquier 
caballo, sin averiguar su procedencia ni su es- 
tado, y el que abandon a por pun to gene ml los 
venoedores probables prefiriendo los caballos 
que ni siquiem entran en juogo, solo porque 
pueden dar mucho rendimiento. 


En la lucha por la vida do las carreras el 
mix to es casi siempre la presa que se traga el 
caiedrdtico . 

Ser mixto no euesta absolutaraente nada, 
mientras que para figurar en la cdtedra son in- 
dispensables muy series estudios. 

Porque boy no sucede como Antes, en que 
cualquier qmdani podia blasonar de carrerista, 
con tai de tenor un cabal lo de su propiedad y 
algunos pesos para aventurar A su favor. 

En esto, como en todo, hem os progresado, Pa- 
saronlos tiempos eu que a I refei-irse k un ea~ 
ballo bueno, se decia: 

—[Tengo uu fide que dft las doce!— 6— ;Tengo 
on ptngo que baila en una pata! 

Hoy se dice: 

- Ue recibido un yearling de tmenas formas; 
—6 bien—He recibido uno de los mej ores pro- 
ductos de Newmarket, etc. 

Los nombres ban sufrido tambien su trans- 
fo rn \ ac i o n res p< i c t i v a , 

t i u e ca 1 ml to su fr j t H iu ho y q ue se le 11 am a ra 
Side Pel os, Ponte el Gorro , A/tojdle que cole a. 
Echdle lahacG al pi to, y otras lindezas por cl 
est i lo, q u e se usa ba n n o 1 1 ace m uclio? 

Para bautizar digna monte A un cabal lo Lay 
que ponerlioy tm dia k contribucion tanto &ia 
Historia como ft la Literatura.—Hi se Irata de 
n n n j b res d e gu a rm, n i ngu n pit i L ej ei'O q u e se es- 
11 m e a cep i a u no que no se a do (.) e no ra. 1. C < i m o 
ejem plo cl tare a Murat , Hoche f Mar cento, Adder 
y A'c//:—;la gran Rovolucion y el gran Imperil) 
co mien do & pesebre eu las cuballerizas de 
M arch as ! 



En el Poli-ie-mia el oro crece 
Engordando el bolsillo k mas 
[de cuatro; 

Siendo, para otros duehos de 
[teatro 

El Polirie-aborrece , 


porque es, en prosa, un concur- 
rente temible. Nunca lo cojen 
sin perros, 6 en otros tdminos^ 
disculpen el simil—nunca se le halla sin gente. 

La compahia que actualmente trabajaen e] 
Poll team a, no se compone sin duda de emi- 
non ci as artistieas, pero si de elemento jdven, 
decidldo, que ataca las dperas como si se tim- 
tarn do conquistarlas por asalto. 

Hay alii un tenor que d k cada notaque pare- 
ce un oscopetazo, y que tiene mas reststencia 
para can tar tres obras seguidas, que Solitaricr 
para correr tres vueltas. En una semana ba 
dado Tfovador, Dinovah y Norma, con bastante 
Axito, 

La otra hoc ho, despues del Madre inf dice. 
oia on un palco couttguo, la siguiente relle- 


Entro los nombres literarios. podria repetir, 
desde Tariarm k Sanson Carrasco, mas de los 
quo seria posible encontrar en toda unabiblio- 
teca.—Oon solo leer los progmmas do carreras, 
aprendo uno mas life rat urn, quo en Coll y 
Yehi. 

Masdificil,—y esto constituyo el privilegio 
de los catedrdticos — es esturliar Jos antecedent's 
de los caballos, para poseer su gonealogia com- 
plota, y saber apreciar la mayor d men or bon- 
dad do su sangre. Hon pocos los que pueden 
demosirar, con dates fehacientes, Ja superior^ 
dad do las cHas de Hermit sobro las de Sterling b 
Macaroni, haciondo un balance exacto de las 
carreras ganadas por cad a uno en los diez ados 
liltimos. 

No soy, por mi desgracia, caiedrdtico , poiu 
estoy haciendo mi aprendizaje para llegar k 
sei lo. Ya so lo que quiere deeir place, stand, 
starter, handicap, padach, pedegreey Stud Book , 
pere toda via me fa Ha mucho que aprender. 

Todayia me quedo en ayunas cuando oigo 
liases como Asia, que sorprendi el domingo pa- 
sado en las tribunas del nuevo bipodromo. 

—Kleber ha ganado/ft^ of running. Es un ra¬ 
cer con tallade crack , Al lado de 41 tod os son 
outsiders, sin con tar A Murat que eat A, broken- 
down! 

Mieatras aprondo k utilizar tan hermoso 
lengnaje, mo contontarA con aconsejar a uste 
des, que si esta tarde el tiempo permits la rea™ 
lizacion en Marohas de las carreras anunciadas, 
compren boletos hadendo caso omiso de los si- 
guientes 

PHONdSTICOS 

Premia Estmulo —Sport. 

Premia Julio— KlAber. 

Premio Buenos Aires —Cruz del Sur, 

Premia JO$&er— OrientaL 

Premia Aqtdles—Tnboulei* 

Porque yo mismo he de jugar en contra de 
mis favoritos* 

jTal es la fe que me ten go, como pro/eta \ 

Pro. 


xion: 

—Este Gttftviani es un tenor do tanta fuerza^ 
que bien podria llaniftrsele un cantante-cban_ 
gad or! 

No so si habria epigrama en la frase, pero la 
ver dad es que con ciertas parti tur as lo unico 
que hace el tenor es carg&rselas A cuestas. 
(Const© que no me refiero k D. Lindolfo.) 

En Dinorah se ha hecho aplaudirla Svicher 
con much a justicia y en Norma la Pieri. 

En Solis, despues de la temporada on que 
Consigli nos exhibid A Oxilia y k la troupe 
que lo acorn pah aba, solo ban rc p resen tado, con 
abundant© cosecha de aplausos y de pa pel in¬ 
convertible, tres artistas extravagantes, pom 
unicos en su gAnero, que se ban p ropy esto de- 
most car que donde menus use piensa surj© la 
musics. 

Despues de los mdsicos excAntricos ha debu- 
tado ia com pan ia francesa en que flguran Co- 
quelin, la Judic y la Lender, 

Los tres ban obteuido Axito estruendoso- 

El primero, por su poderoso talento. 

La segunda, por su picante gracejo y su se- 
ductom originalidad. 

Y la ultima, por su hermosura. 

Como supongo que tendr&n ustedos necest- 
dad de conocer ados notabilidades tan sonadas 
como Coquelin y la Judic, me permit© hacer- 
les su presentacion k Ikpiz y pluma. 

A tout seigneur tout konneur. 

Este que aqux ven ustedes, es 



© Biblioteca Nacional de Espana 




Sobre la escena no hay quien 
Deje k mas altura el arte, 

Pues aqiu y en cualquier parte 
El primero es Coquelin* 

Que, segun cuenta la fama, 

De cdmicos soberano 
Este actor es sobrehumano 
En la comedia y el drama. 

Cualquier g6nero domino., 

Y tieno el extraho don 
Be unir un gran corazon 
A un talento qua faseina! 

Para hacer pendant k este retrato, ahi tienen 
ustedes otro, no menos parecido. El de la 



Cod sus maneras send lias. 

Con su gracia y con su chic, 

Oonfieso que la Judic 
Me saca de mis casillas. 

Me embelosa cuaudo canta: 

Es, entonces, un primer. . * 

*No tendra algun ruisenor 
Escondido on la gargaota? 

Por doquier deja la esteia 
De los triunfos quo conquista, 

Y & sus mdritos de artista 
Agrega.., el deser abuela! 

Hecha esta presentucion, quo era forzosa, 
solo me fait a reeomendar k ustedes que com- 
Gnrran k Solis, a trabar mas estmcho cenocL 
miente con los dos grandes artists s. 

La mod a lo impone: buy es pschtot aplaudir 
k Coquelin,,.. ami que no se le entienda una 
palahm* 

Aficionados k la comedia conozco yo que so 
rompen las manos en cuanto la Judic abre la 
boca para decir algo, y de los pirates me consta 
que no saben del francos sino quo pan se dice 
pm, y vino , vm* 

De otros s& que estudihn rabiosamente el 
Ollendorf durante el dia, para entender algo k 
la noebe, y se pasan las horas muertas repb 
Hondo: Avez-wus m fdil (Men?—Non mada - 
n'ai pas un petit clden?-~\fdn tank a 4- 
die un p e tu (Menf—Non, mats die mange des 
etc. etc, 

Du amigo mio, mas practice, va k Solis con 
el diccionaiio en ol bolsillo. 

Pero tambion hay personas que se felicitan 
do ignorar el idioina de Soileau y de Racine. 

Lntre ellas un buen senor, muy casto, muy 
honesto, muy pdrlico, que tiene tres hij as 
tanibien muy castas, muy pudicas y muy 
honestas, las cuales no pisan el teatro sino 
cuando les garanten debidamente, y do anto- 
mano, la moral dela obra. 

El jueves, con gran sorpresa, las vi enun 
palco. En un entreacto tropec£ con el papA 

—iCdino! iUsted por acd? con la f&milia? 

“-Pues le dir£ 4 usted! como esta compania 
se besa y se abraza en francos y ninguna de las 
Bin as sabe ruborizarse en ese idiom a! ■ - - 

Caliban* 


CARAS Y CARETAS 



Todos nuestros colegas de la capital, sehan 
expresado en t4rminos tan gal antes para noso* 
tros, con motivo de la carta-circular que pu- 
blicamos anunciando la aparicion do Caras y 
Car etas, que no podemos me nos de hacer cons^ 
tar ,k la cabeza de esta seccion,nuestro mas pro- 
fundo agradecimiento. 

Es, realmento, una menvdenoia, pore no tone¬ 
mes otra cosa con qu£ pagartan inestimable 
favor, 

;Ah, si! Adcmds del agradecimiento, Ies en- 
viamos un fuertc apreton de manos, 
;Yonganesos cinco! 

* 

^ ■ 

En un grupo do gente 
Of anoche este didlogo curioso: 

—iVendr& el curso forzoso? 

Si es forzoso .,. vendvi forzo&ammte! 

m 

* t 

Dicerj que para la iglesia de San Francisco 
se ha adquirido un magnifleo reloj de torreque 
dard la hora- 

Eu las circunstancias actual es, serfa preferi- 
ble que dicta d oro. 

* 

• 4 

ENTRE Al-CISTAS 

— Don Juan, esta situacion 
Me presagia una tormenta. 

Ayer la cotizacion 

Del Banco... de inconversiofi 

No ha pasado de sesenta. 

^Porqui no Race el alza, ustdt 
—Tengo la bolsa algo escasa; 

Peru al dm la UevaiA!— 

(Dijo don Juan, y se fu£ 

Hdcia el fan do de la casai) 

9 * 

^^Cu^ndo se dqja. usted oir en la C&niara?— 
preguntaban ayer a un Senador. 

—Nose. ^Por qut^ lo pregunta usted? 

—Por nada; para no ir. 

4 

P * 

Un caballero particular, en el anuncio de re¬ 
mate do sus muebles, relieve al publico que se 
retira k lavida de los negocios, porque ha he- 
redado de su tio las rentas suficientoe para vi- 
vir en Europa. 

Hay tios muy generosos y sobrinos muy 
aficionados h con tar 4 la gen to lo que a estano 
le importa saber* 

• r 

Si oyes oontar de m nmfrago la hkimna 
Y dicen que fuo en seen el accidonte, 
Sedeben referir, segurumente, 

A ese Banco que obtuvo moratoria. 

No hay oro; las finanzas son un lio; 

La Bolsa baja y el pais reniega, 

[Ten Unto ei mundo sin cesar rnvega 
par el pidlago inmmso del moiol 

m 

e i 

Caras y Varelas admit! rk en sus columnas, 
todos los trabajos, tan to artisticos como litera- 
rioK, que se le remitan. 

Siem pro, entendi6ndose que sean dignos de 
publicarse, 

iAnimo, g^nios en embriont 

• * 

For razonos reservadas, 
no sd si dar la noticia 
de que la Junta Econdmica 
aun no ha heoho la tarifa 


7 


de los earruajes de plaza, 

que nos tiene prometida, 

iQu^ hago? ;Ladoy? ^No la doy?... rP 

lLa dejo para otro dia! 

■ 

* • 

Segun el cuadro estadfstico que la Jefatura 
de Poll da ha dado £ la prensa, en el mes pasa¬ 
do se han cemetido 265 robos nad&mas. 

Suponemos que entre eHos estaiA iucluD 
do ese. 

4 * 

4 • 

—^Precisa usted de papol 
para envolver comestible? 

—Le precise, £Es de diaries? 

—No sen or: inconvertible! 

■ 

m m 

La policla ha capturado k dos individuos fal¬ 
si ft cad ores de bilietes del Banco Nacional. 

Y digo yo: $que lucro perseguiriao los tales 
individuos con falsificar ese papel? 

Porque, en el case mas favorable, que es el 
de poderlos cambiar, no sacarlan ni para la tin- 
ta, por muchas resmas que cambiasen, 

\Qu6 poco cdlculo! 

• * 

Espemnza, una mujer 
que se pas aba de lista, 
se escape con un hotsista 
y no ha vuelto k parecer. 

Mi mente en dudas se pierde 
y la solucion no alcanza. 

^No dicen quo es la esporanza 

lo ultimo que se pierde? 

* 

9 9 

Dice un diario: 

«8e haila enfermo do alguna gravedad don 
Burgundofero Camtadirineu> 

Con ciertos nombres es mate rial mente impo- 
sible que una persona pueda gozar de buena 
salud, 

Esto no quita para que deplore ol ma! estedo 
del sen or don Burgunddfero, 

T 

9 P 

Si alguno de ustedes se encuentra por ahi, 
un artlculo que meofrecid para este niimero el 
senor don Sanson Carrasco, tenge laboadadde 
remitirle 4 esta redaccion. 



(BMPSESA DUCCI) 

Campania frances^i, dirluida por at artto Cci;ualte 

EI drama en 4 actos de Octavio Feuiliet, 


Le Roman (Tub jeune homme pauvre 



(EilPHESA CESAIU Y LALLONl) 

Graxx Compafiia Xjlrica Italiaim 
La dpera del maestro Carlos Gomes en 4 actos 

GUARANY 


© Biblioteca Nacional de Espana 





aj.vfa 


25 de Mayo esq u in a Camaras 


Hac* ealzado k medida, 

& unos piscina may baratos, 
y es la rasa prei'etida, 
pov scr la major surtida 
on bo tines y zapa tos* 


Su martillo la deraostrado 
que, cie tod os Jos qne hay, 
es a\ mas aionunado, 
puss con 61 ba rematado 
la mitad del Uruguay. 


i'J Si to dire un babedor 
[■ quo en Ja, casa de Ovejaela 
\ no exists el vino mejor, 
j le puedes deci i\ lector, 
j que fte lo cuente k su ahuela 


Pjiuquarla 

IS HE JULIO NUM. 5 
Nadia ti. pslar Is aventa.ja, 
y afeilando os tan artista, 
qtie al filo de su navaja 
e.o bay peio qu.*i so reslsta. 


Uruguay 178 

Es un medico especial, 


Rincon f 76 

Fotografla especial, 
tn que se ctipia &. la gonte, 
tan portae tisi m am ente, 
que parece natural 


Zabala (54 

Llevd el martillo k Maeso, 
en caropaua. provechosa 
y no ies digo Otra cosa, 
porque es b&statite con oso. 


de qnten did a cnalquiera y 
quo ha encontrado L. manera 
de hacer aJ hombre inmortal 


Onpreaa de EnpoitiJandFS 

cnr.RlTO £07 

La Empresa que te presents 
te ru e go, 3 seto r, q ne a ti en das, 
porque bare las encomiendas 
con la rapidez del viea'.m 


£_ Mtetoaes MB 

[Enseila el piano tan bieu 
|y la musica tan pronto, 

(que en ires meteaalmas ton to, 
ie convierle sn Rubtsttfn. 


25 de Mayo 370 

Paste less; y confitura 
y dulces’de los niejores; 
on esta rasa, sehores, 
es todo vMa y duUura, 


J Convene! on (-67 

Con poco quo qultra u&td, 
desatojur el botsiUo, 
se da faellmente el brillo 
de no cam! oar k pid. 


Treiida y Tree 216 

El que rije La Industrial 
es, como saben, ee Sores, 
el Capitan General, 
de nuestros rematadores. 


25 de Mays 230 

Reflejan con tanio brio, 
y lanzan tan huenaluz, 
que trastornan cl sentio, 
no mo dijo un andaLuz. 


Rincon 286 

Las ha go tan eapanolas, 
y eon tan buenas maderaa, 
qua acorn pafvan ellas sofas 
para cantar p^teneras. 


Ihtcuy 257 

Remata indis tin laments, 
iodo lo que eJ gremio abrassa, 

{ >ero mny e3pocialmente T 
os animates de rasa. 


Buenos Aires frente a Solis 

Nnnca dijedr podi^l 
con facilidad ust^, 
sino toma del card 
quo eirvo el Tupi-Namba, 


Dentistas Norte am erica nos 

Camaras 163 

Gracias A los espectates 
estndiOH de Prince 6 Hill, 
pueden. comer mas de m it, 
con sua dientes naturales. 


Asuncion ( Aguada > 

Ms comprometo A probar 
que mejor que esta cervc?.a 
no ]a ha tornado Su Alteza, 
el Principe de Bismar t 


Gacacay 7 

So pneden lograr tres fines 
en esta casa, lector: 
beber bleu, fumar inejor, 
y lustraces los botines. 





A- !}'■ 




If ^~j^j 


itfl k j 

JIM 


ILL 1 


0 

, 


| 

r 

Jn> J-if 

A ” 

€ 

SARAH Df 347 

W 

% 

Para hacer un buen regalo 

I] • 

v‘ 

Vi! 

vdt.e d aisuru sin dudar. 



porque Sienra, en su Bazar, 

#} I 

.& 

minca tuvo nada malo. 


© Biblioteca Nacional de Espaha